LÁCTEOS

Los lácteos son la principal fuente de calcio, este mineral es muy importante para mantener los huesos fuertes y prevenir que sean frágiles, algo muy común en las mujeres de edad adulta.

SOYA

La soya actúa en el cuerpo de la misma forma que las hormonas femeninas estrógenos. Gracias a esto, ayuda a combatir los síntomas de la menopausia.

CARNE ROJA

La carne roja es la mejor fuente de hierro. Consumir este mineral nos ayuda a prevenir anemia que puede ser ocasionada por los sangrados mensuales que las mujeres presentamos. La anemia nos dejaría con cansancio, fatiga y otros síntomas que podemos prevenir si consumimos carne roja con moderación. La recomendación es de 1 – 3 veces por semana.

BRÓCOLI

El brócoli, gracias a su contenido de vitamina C y E, es uno de los vegetales con mayor efecto antioxidante. Los antioxidantes ayudan a eliminar toxinas del cuerpo y combatir aquellas responsables del cáncer de mama y útero.

APIO

El apio es un poderoso regulador de los fluídos corporales porque tiene un efecto diurético, que estimula la producción de orina ayudándonos a eliminar el exceso de líquido que en ocasiones se acumula en nuestro cuerpo.

¿Qué sabes de la Intolerancia a la Lactosa?

Para muchas personas un vaso de leche se convierte en un estómago inflamado yadolorido. ¿Qué lo causa? La falta de la enzima responsable de la digestión de la lactosa llamada lactasa. Cuando falta esta enzima, el intestino no es capaz de absorber la lactosa. Esto, se convierte en diarrea, inflamación abdominal, cólicos y gases los síntomas típicos de la intolerancia a la lactosa. ¿Qué debo hacer? Quitarse la leche y los lácteos podrían afectar los niveles de calcio en el cuerpo y dañar la formación de huesos. Además, los lácteos son una excelente fuente de proteína. Por eso, para evitar síntomas sin afectar ningún nutriente en el cuerpo puedes optar por la opción de lácteos deslactosados o sustirlos por lácteos de soya, o almendra que también son parte de una alimentación saludable.

Sabías Qué

El aporte de omega 3 es esencial para el funcionamiento cerebral en los niños y también ayuda a mejorar la visión. La forma de obtener esta grasa esencial es consumiendo frecuentemente alimentos como atún, salmón, sardinas así como también fuentes vegetales como semillas, nueces, y aceites. Puedes intentar recetas divertidas para agregarlas en la alimentación de tus pequeñitos.

¿Y no será difícil cambiar mi dieta?

Puede ser difícil y también le va a tomar un tiempo, por lo tanto, trate de no desanimarse. Su esfuerzo valdrá la pena. La clave es tratar de continuar comiendo las comidas adecuadas. Las siguientes son unas pocas sugerencias para ayudarle a cambiar su dieta: Haga cambios pequeños y lentos. Entonces, será fácil hacer que los cambios hagan parte de su vida cotidiana. Cada par de días, escriba lo que comió y tomó ese día. Use este registro para ayudarle a ver si necesita comer más de alguno de los grupos de alimentos; tal como frutas, verduras, o productos lácteos con un bajo contenido en grasa. Solicite ayuda a su médico de familia o especialista en nutrición; especialmente si usted tiene un problema de salud que requiere de una dieta especial. Antes de comprar comidas lea los rótulos de información sobre nutrición. Si necesita ayuda para entender los rótulos pídale a su médico o a su especialista en nutrición que se los explique.

¿Qué tipo de dieta debería hacer?

Usted debe seguir una dieta saludable que le guste y que pueda seguir haciendo. La dieta debe tener un bajo contenido en grasas y azúcares y un contenido alto en fibra. Su médico o un especialista en nutrición le puede aconsejar qué tipo de alimentos son opciones saludables. Recuerde en fijarse en el tamaño de las porciones. Una porción saludable de carne es del tamaño de una baraja de cartas. Una porción saludable de arroz o de pasta es del tamaño de su puño. La mayoría de restaurantes tienden a doblar o a triplicar estas cantidades. Antes de comprar comidas lea los rótulos de información sobre nutrición. Si necesita ayuda para entender los rótulos pídale a su médico o a su especialista en nutrición que se los explique.

¿Por qué estoy pasado de peso?

Pueden haber muchas razones para su problema de peso. Los problemas de peso con frecuencia se heredan. O usted puede estar comiendo demasiado para sentirse mejor cuando está triste, con estrés o solo. Algunas veces un metabolismo corporal bajo (la velocidad con que usted quema calorías) o un problema relacionado con sus niveles hormonales puede ser la causa. Una nueva dieta le puede ayudar a bajar de peso por un tiempo corto. Pero con frecuencia el peso vuelve a subir a menos que usted encuentre nuevas formas de lidiar con los problemas que están haciendo que usted aumente de peso. Esto puede significar nuevas maneras para manejar el estrés, buscar formas para no sentirse tan sólo o hablar con un asesor psicológico sobre sus sentimientos.

Facebook

Instagram